lunes, 7 de noviembre de 2016

Fría.

Por primera vez en mi vida estoy dispuesta a admitir que me siento sola.
Estoy rodeada de gente, sonriendo, riendo, aparentando... Todo es una fachada, en realidad por dentro, estoy muerta desde hace mucho tiempo, no soy capaz de sentir, no soy capaz de agradecer el afecto, solo se llorar por dentro, ahogarme en silencio, aparentando que estoy a flote.
Creo que se recordar el día exacto en el que morí, era un día soleado, caluroso, pleno verano y en ese momento mi interior se congelo, marchitandose como las flores.
También recuerdo el porque, nunca lo admitiré, pero recuerdo todo el dolor, toda las lagrimas y el sufrimiento, no creo que pueda decir nunca en voz alta que solo se llorar a escondidas o tragarme las lagrimas, ahogarlas en mi interior, haciendo que esta desesperación cada día crezca más y más.
Puede que algún día todo esto se acabe, en realidad lo espero, espero poder quitarme de una vez por todas esta mascara y poder sonreír realmente, sin tener que fingir más fortaleza, sin tener que dejar de ser yo misma, dejar de convertirme en hielo, dejar este frío.
Realmente espero con ansias el día en el que pueda volver a sentir calor, a sentirme fuerte y completa.
Lo deseo con toda mis fuerzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario