domingo, 19 de febrero de 2017

Cambio.

Ayer estuve pensando en lo mucho que cambian las cosas y las personas con ellas.
Me estuve acordando de como era yo hace unos años, una persona que no quería nada mas que demostrar cariño a todas las personas y que lloraba cada dos por tres por el daño que la hacían.
Y aquí estoy ahora, incapaz de demostrar cariño incondicional, sin derramar una lagrima no se si por hacerme fuerte o por que las gasté todas en esa etapa de mi vida.
Aún así no me arrepiento de como fui, de como soy o de como llegare a ser, pienso que las personas que tenemos cambios tan drásticos es por que el dolor que hemos soportado ha llegado a destrozarnos por dentro y hemos decidido cambiar.
Y no lloro tanto como antes, aunque es cierto que en ocasiones he derramado una lagrima, ya no voy dando cariño incondicional a todo el mundo. pero a los que se lo merecen saben que les quiero mas que a mi vida misma.
No me arrepiento de nada, soy feliz y con eso me vale,

No hay comentarios:

Publicar un comentario